domingo, 26 de junio de 2016

PICO ERATA 2003m Y PICO PELOPÍN 2007m

 SUBIDA POR SENEGÜE Y DESCENSO AL TUNEL DE COTEFABLO 25/06/2016

Hoy toca salida con el Club esquí y montaña REICAZ. El plan propuesto es ascender al Pico Pelopín desde Cotefablo, un socio quiere subir a su hijo de 6 años (David) para coronarlo como "Caballero de los 2000" El "presi" del Club (Domingo) me propone una alternativa, realizar el Pico Erata y Pelopín desde Yésero y bajar a Cotefablo haciendo "Trail running". Fue hace poco cuando me inicié en este bonito mundo de correr por montaña, gracias a él descubrí una de mis muchas pasiones montañeras que cada día me gusta más.
Por supuesto accedo rapidamente a este plan, el resto de compañeros realizaran el Pico Pelopín desde Cotefablo, nos encontraremos con ellos en la cima.

Hemos quedado a las 10:30am en Senegüe para tomar un café y ponernos a tono; somos pocos, en total siete y entre ellos mi padre y mi madre. Desde allí nos dejan en Yésero y se van a realizar su ruta.
Comenzamos sobre las 11:20 am (horario dominguero total, el día alarga mucho) el clima es agradable, está soleado y una ligera brisa nos refresca. Con la ayuda de los bastones progresamos rápidamente por el bosque, el sudor hace acto de presencia desde el primer momento. La senda está inundada de preciosas flores coloridas, no podemos evitar apreciarlas. Como es evidente no corremos todo ya que la pendiente se acentúa en varias ocasiones y casi se podría escalar... Como bien dice Domingo, nosotros realizamos "caco" caminar y correr...


Enseguida salimos del bosque y divisamos nuestro primer pico a lo lejos; todo está muy verde y en esta zona no queda ni rastro de nieve, un fuerte contraste nos envuelve ya que al alzar la mirada hacia las cumbres más altas del Pirineo divisamos abundante nieve. Nos desviamos a la izquierda para llegar al collado donde seguimos por el lomo hasta la cumbre. Hemos subido 850 metros en 1h y 12min con una distancia de 4.58km respectivamente, estamos contentos y satisfechos.
Hacemos el paripé subiéndonos sobre el vértice geodésico y realizando alguna que otra foto con el fondo de Ordesa. Aprovechamos para comer algo y nos ponemos en marcha en dirección Pelopín.

"El paripé"
Volvemos por el lomo y bajamos unos 200 metros hacia la derecha y de este modo cortamos la ladera hasta el collado del Pelopín. Domingo es un gran deportista, montañero, corredor de montaña y sobre todo una gran persona que, al igual que todos, ha sufrido alguna "lesión" a lo largo de su carrera deportiva; actualmente ha sufrido molestias en la zona del gemelo y además tuvo problemas con los tobillos por lo que va con más cuidado. De esta forma me distancio ligeramente de él y sin saber por donde es, voy a donde dice mi instinto; ya estoy cerca del collado y veo a los compañeros que ascienden al Pelopín. Les saludo y sigo mi camino por la ancha senda; Domingo no pasa por el collado y decide hacer "un todo tieso".

Conforme recorro el sendero veo que sigue hasta el otro extremo del lomo y decido tirarme recta hasta alcanzar la última pala y evitar el rodeo; con la ayuda de los bastones llego a la segunda y última cima de la jornada. Mi padre espera arriba, es un "misil" y ha querido subir antes que el resto.
Enseguida llega Domingo que corre con fuerza hasta tocar lo más alto; seguidamente aparece el grupo y comenzamos la ceremonia de nombramiento.
Con la música de Star Wars y un piolet, el "presi" corona a David (6 años) como caballero de los dos miles, está fuerte y tiene actitud de montañero, además de que le pone empeño e ilusión; ojalá siga así.

Domingo y yo en la cima del Pelopín

Domingo llega a la cima

Esto me remonta muchos años atrás, cuando me coronaron a mí como Dama de los dos miles. En aquel momento la montaña no era para nada mi pasión, era como un castigo; quién me diría a mi... Desde entonces con el apoyo del Club Reicaz en el cual llevo desde los 6 años he conseguido ampliar mi curriculum montañero y aficionarme abruptamente de este precioso mundo, a ellos les debo totalmente todos mis logros como persona y como deportista; actualmente soy lo que soy gracias a ellos.

Llega el resto del grupo

Tras la celebración Domingo y yo comenzamos a bajar hacia el puerto de Cotefablo; nos sorprende que han hecho una pista que sube hasta el Collado del pico, avanzamos rápido por ella. En cuestión de media hora descendemos el sendero hasta aparecer en el aparcamiento.
Han sido unos 13 km con algo más de 1000 metros de desnivel; es una ruta sencilla que no requiere técnica alguna más que la de saber disfrutar.











1 comentario:

  1. Muy bonita la crónica. Gracias por la parte que me toca. Ahí te nombré Dama de los 2.000 y mira tú ya por donde andas.Enhorabuela

    ResponderEliminar